Temas de Interes
La Indulgencia plenaria del Año de la Fe

INDULGENCIAS CON MOTIVO DEL AÑO DE LA FE
Durante el Año de la fe, del 11 octubre 2012 al 13 noviembre 2013, podrán lucrar la Indulgencia plenaria todos los fieles que cumplan los requisitos. 
 
 
¿QUÉ SON LAS INDULGENCIAS ?
La indulgencia es la remisión (curación y limpieza) ante Dios, por su misericordia, de la pena temporal (las cicatrices) de los pecados ya perdonados en la confesión.
Todo fiel puede obtener para sí mismo o aplicar por los difuntos, a manera de sufragio, las indulgencias. (cf. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1471)
 
¿CUÁNDO SE PUEDEN GANAR LAS INDULGENCIAS?
Durante el AÑO DE LA FE la Indulgencia puede obtenerse, entre otros modos:
- participando en las celebraciones eucarísticas dominicales en las Iglesias designadas por el Obispo, como la Parroquia de La Sagrada Familia de Nazaret y San Josemaría.
- En esta Iglesia también participando en los jueves Eucarísticos o detenerse en un tiempo de recogimiento con piadosas meditaciones.
 
Siempre se debe rezar el Padrenuestro, la Profesión de fe (como el Credo), invocar a la Santísima Virgen y, según el caso a los Santos Apóstoles o Patronos de esa Iglesia.
 
¿QUÉ OTROS REQUISITOS HAY?
Los acostumbrados para obtener la indulgencia plenaria que son:
1)    Estar verdaderamente arrepentido de todos los pecados,
2)    Haberse confesado debidamente, comulgar y
3)    Rezar por las intenciones del Papa.
 
También pueden ganar la indulgencia plenaria…
Los fieles que "por enfermedad o justa causa" no puedan salir de casa o del lugar donde se encuentren, con las mismas condiciones, si, unidos con el espíritu y el pensamiento a los fieles presentes ofrecen sus sufrimientos o los malestares de la vida.

 
Nota importante: Para ganar efectivamente esta especial Gracia de Dios -más que llenar una serie de requisitos-, es necesario fomentar el amor para tener la firme determinación de cambiar de vida a través del Sacramento de la Confesión.
Esto abarca: excitarse a detestar los pecados y fortalecer el propósito de no pecar. Sobre esto lee accede aqui al enlace en el Catecismo de San Pío X , el cual citó el Papa recientemente.